De Apostata Católico a Prosélito de la Religión Personal…

aaa1

Mi Madre siempre a sido una mujer maravillosa, amorosa y preocupada, la gran mayoría de los hijos ven a sus madres así lógicamente es un punto de vista dominado por el intenso amor de hijo, y no soy la excepción, mi madre nos crió a mi y a mis hermanos bajo la creencia católica como la tradición manda, cada padre y madre pasa su religión y creencias a sus hijos así como sus padres previamente lo hicieron con ellos, etc. En Nuestro caso fue el dogma católico, de pequeños hermano a hermano empujados por nuestros padres atendíamos el llamado de la religión para hacer la primera comunión según iban pasando los años y a cada quien según la edad nos iba tocando, como todo niño al que la inocencia domina el intelecto, no veía mas allá del deber social tradicionalista que exigía un culto religioso, así que en la seguridad que ofrece el hogar y la familia uno se deja llevar por los padres hacia el primer grillete esclavista de la espiritualidad, digo esto claro esta desde mi óptica personal y sin animo alguno de ofender creencias, por supuesto esto es echo con toda la buena intención del mundo por parte de los padres victimas al mismo tiempo tambien de la tradición.
Llegado el momento empece el catecismo instruido por mi propia madre que junto a otras madres de nuestra comunidad se encargaban de dar las clases de catecismo aveces en casa aveces en la iglesia de nuestra parroquia durante las tardes los días de semana, fueron días bonitos, porque muy aparte del dogma y los conceptos que debido a la edad no intuías en el momento siendo un niño, habían cosas bonitas yo era encargado de la cartelera de la iglesia porque según ellos yo y que sabia dibujar, aunque no lo hacia mal, era una tarea que disfrutaba muchísimo, eso intercalado con los estudios de las oraciones que debíamos aprender al caletre y ciertas leyes y salmos que tambien debíamos aprender y que me formaron como un católico mas como la sociedad manda, mi madre estricta pero siempre amorosa se encargo de que yo estudiara mi librito de catecismo siempre con responsabilidad, yo era algo flojo para eso ademas que la oración llamada “El Credo” se me hacia larga, extenuante y tediosa de aprender, a pesar del tedio y el estudio, fue gratificante, y me trae hoy en día bonitos recuerdos, porque fue una época bonita indudablemente como el recuerdo de haber echo una pequeña excursión a un balneario local para ver clases de catecismo, bañarnos y compartir una comida de forma bonita, organizaron grupos para exploración y luego hacer un debate religioso sobre la creación de dios y sus leyes, mi madre solía organizar junto a una de sus vecinas buenas actividades que fueran provechosas… si…como muchos otros esos recuerdos me acompañaran hasta el día de mi muerte carnal.
Pero no todo es belleza y sonrisa feliz, luego de haber echo mi primera comunión y haber cumplido el ritual eclesiástico de presentarnos y hacer el culto que manda la tradición católica sucedieron cambios en mi, las misas son rituales mecánicos, tienden a ser tediosas y aburridas, se que hay personas que las disfrutan mucho, bien por ellos. Una semana después de haber echo mi primera comunión decidí sin mas no volver a misa nunca mas, a sido mi secreto personal, ¿la razón? aunque nunca lo he sabido con suficiente claridad, siempre para mi fueron muy aburridas pero esa no fue la razón única por la que deje de asistir, a través de los años he ido esporadicamente a una misa católica por razones variadas, la misa de fin de año escolar de mi hijo, o su bautizo, la misa por la muerte carnal de mi amado padre, etc, por cumplir un mero compromiso social ineludible que obviamente no comparto pero que respeto. En mi pre adolescencia siempre que asistía a las misas por alguna razón sus conceptos jamas me llenaron, se me hacían contradictorios, como siempre he pensado no puedo formar parte de un grupo del que no comparta sus conceptos y creencias, es contrario a mi. La creencia en dios siempre estuvo presente y jamas he dudado de ello, pero el ritual humano me aburrió, me desanimo, no me ofrecía nada de provecho o de importancia que me elevara espiritualmente, eso mato cualquier vestigio de interés que pudiera haber tenido por esa institución eclesiástica, ha todo esto se suma la nula facultad de los sacerdotes para dar ayuda espiritual a sus feligreses salvo mandarlos a rezar padres nuestro y salve marías, los escándalos que han estallado alrededor de ella, miles y miles de abusos homosexuales a menores de edad en todo el mundo, el encubrimiento por parte de la iglesia de todo ello, el poder, y su manejo de dinero como corporación me hicieron sentir aversión por esta institución desgastada y sin moralidad alguna.
Los años siguientes y ya en la adolescencia fueron  muy variopintos en cuanto a intereses intelectuales y espirituales se refiere, aunque no tenia nada que ver con religión alguna, llegue al tema ovni, al tema misterios sin resolver, a conceptos laicos diferentes, la gnosis, sin saberlo en ese momento ya recorría un sendero de búsqueda y descubrimiento emocionante que llenaba el vació que tenia en el corazón (mente), y ahí me mantuve siempre, en la lectura de temas tan variopintos como extraños, la búsqueda inconsciente, y los años pasaron entre el trabajo, la música, la lectura y el trajinar de la vida, hasta que llego el Internet a nuestras vidas y aunque al principio era algo pobre no tardo en llenarse de temas, géneros, comunidades, foros y grupos. Llegar a los libros del autor J.J. Benitez principalmente en sus best seller la saga del “Caballo de Troya” fue algo sumamente encantador, revelador y apasionante al punto que por momentos llegue a creer que había veracidad solida en sus textos, y aunque luego leí que era una novela muy bien documentada, enterarme de que su fuente si es solida fue igual de emocionante, mi gusto por esas novelas nunca se a enfriado, y así la divina providencia me llevo hasta las paginas del “Libro de Urantia” que ya he mencionado anteriormente aquí en mi blog, ese compendio de textos entre Benitez y Urantia derribo cualquier vestigio de duda que hubiera tenido en mi corazón con respecto al universo, fue y es un huracán en mi mente que revoluciono todo en mi.
Soy un Apostata… si, un apostata del tradicionalismo, del dogma opresor, de  los conceptos contradictorios, soy un apostata de la esclavitud espiritual, de los rituales tradicionalistas vacíos…
Soy un Prosélito… si, un prosélito de la búsqueda espiritual, caminante del sendero desconocido, un prosélito de las enseñanzas universales…
Porque los lobos no pueden cuidar a las ovejas, ni los ciegos pueden guiar a los ciegos están destinados a caer por el precipicio, no consigo en mi, otras razones para contar el haber abandonado los cultos tradicionales bajo las que fui criado, si estoy equivocado es mi vida y llegado el momento reparare en mi error y rectificare, de eso se trata la vida, pero si voy por el sendero correcto entonces me espera un largo camino lleno de emocionantes experiencias, he adoptado mi religión personal, una relación Padre-hijo estrecha, sin templos fríos y grises, sin oraciones mecánicas, porque un padre no necesita intermediarios para comunicarse o dar amor a sus hijos, parte de la historia de mi vida, que puede ser la de muchos, seguro que si.
Miguel Angel Carrera Farias. Venezuela.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s